imagen de la receta

Pues sí, el título no engaña,y el aspecto tampoco. Este es ese bizcocho socorrido que todos necesitamos tener en nuestro recetario. Gusta a todos, es jugoso, es versátil (sirve de desayuno, merienda o como acompañamiento del cafetito de después de la comida) y, según las frutas que le pongamos, cada vez parecerá un bizcocho distinto, pudiéndolo adaptar a todas las estaciones del año.

IMG_5329

La receta me la dio la fantástica cocinera de la casa “Lacomademont”, en la Garrotxa , donde estuve varias veces durante mi formación como terapeuta gestalt, cuando hacíamos retiros de 3-4 días. Tal era la velocidad con la que volaba el bizcocho en cuanto salía, que no pude resistirme a perseguir a la cocinera hasta que me hice con la receta. ¡Gracias Lola, aún conservo el papelito en la que me la escribiste a mano! La he adaptado cambiando las frutas y sustituyendo el azúcar por el ingrediente, para mi, estrella de la repostería sin azúcar: el zumo concentrado de manzana.

Es un bizcocho que hago muy muy a menudo, a veces lo decoro con kiwi, con peras y nueces, con manzanas y pasas, plátano… Como las fotos del que aparece en este post, las hice en verano, era temporada de higos y arándanos, que además es una de las versiones que queda más vistosa para mi gusto.

C0mo decía al principio, queda muy jugoso, no lleva lácteos, el concentrado de manzana le da un sabor dulce muy natural y queda bastante esponjoso.

IMG_5327

Manos a la obra, que vale la pena el resultado, ¡váis a quedar como reyes!

Bizcocho integral con higos y arándanos, ¡la receta imprescindible!
 
Tiempo prep
Tiempo cocción
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: Repostería integral
Ingredientes
  • 3 huevos de gallinas felices
  • 1 sobre de levadura
  • 1 vaso de zumo concentrado de manzana (yo suelo ponerle ¾ partes)
  • 1 vaso de leche vegetal de arroz
  • 1 vaso de aceite de oliva (yo suelo ponerle también ¾ partes)
  • 3 vasos de harina integral de espelta
Instrucciones
  1. Precalentar el horno a 200 grados
  2. Ir mezclando uno a uno los ingredientes en este orden, con un batidor de varilla (no eléctrico, a mano).
  3. Verter la mezcla en un molde antiadherente y colocar encima los arándanos y los higos cortados a gajos, con la parte roja hacia arriba.
  4. Meter en el horno y bajar la temperatura a 150 grados, para que suba lentamente sin quemarse. Normalmente suele estar listo en unos 20 minutos, pero dependerá del horno. Comprobar la cocción con un pincho (estará cuando éste salga limpio).

 

¿Quieres enterarte cuándo se publica una nueva receta?


Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *