imagen de la receta

He aquí otra receta sencilla para la que no sirven las excusas de “yo no se cocinar” o “es que no tengo tiempo”. Tan solo se necesitan 4 ingredientes y una media horita de dedicación, y nos garantizamos unos pastelitos riquísimos para comer solos o acompañar otras comidas en los próximos días. Yo esta vez he elegido hacer los pastelitos con brócoli, pero quedan igual de buenos con coliflor, con patata, con calabaza, boniato…¡a gusto del consumidor!

Img_5489_New_1

 

El brócoli es una verdura muy baja en calorías, ya que en muy alto porcentaje se compone de agua, pero a su vez es rico en potasio y fibra, muy apropiado para procesos de dieta, y con alto contenido en vitaminas E, B, A, K y C . Se dice que la mejor forma de cocinarlo es al vapor, unos 5 minutos, para que conserve ese color brillante y el máximo de vitaminas. Yo así lo suelo hacer, queda bastante crujiente pero puede aplastarse bien con un tenedor para mezclarlo con el resto de ingredientes.

Puré de brocoli

El Instituto Nacional de Cáncer de EEUU ha realizado diversos estudios que atribuyen al brócoli diversas propiedades medicinales, tales como preventivas de algunos tipos de cáncer como el de mama, colon, próstata o páncreas (podéis ver mas detalles del estudio, en inglés, aquí:www.cancer.org/treatment/treatmentsandsideeffects/complementaryandalternativemedicine/dietandnutrition/broccoli)

Ese sabor algo amargo y tan especial del brócoli es debido a una sustancia que contiene, y también hay estudios al respecto que dicen que es la que destruye a la bacteria Helicobacter pylori, causante de algunos cánceres de estómago, aquí os dejo otro link por si alguien quiere profundizar en buscar datos al respecto (http://www.whfoods.com/genpage.php?tname=foodspice&dbid=9).

Lo más práctico de este tipo de recetas es que, una vez te pones manos a la obra, vale la pena preparar una buena cantidad de masa y hacer lo que yo llamo “croquetada”, y así congelar en diferentes bandejas unos cuantos pastelitos ya listos para freír, que tan solo necesitaremos sacar del congelador un par de horas antes (ideal como comodín para cuando no sabemos que hacer para comer o necesitamos complementar algún plato). Esto suelo hacerlo también con otras recetas de otro tipo de croquetas, y la de cenas que nos salva!

Img_5501_New_1

Aunque me gustan casi todas las verduras, la coliflor no es una de mis preferidas y, sin embargo, encuentro que tanto la coliflor como el brócoli, suavizan mucho su sabor de esta manera, así que es una buena forma de incorporar ambas verduras a nuestra dieta. Hay que decir que en forma de croqueta son más atrayentes para muchos e incluso podéis engañar a esos que se asustan por el olor de ambas verduras al cocinarlas. Por cierto, un truco que he leído en la red que reduce que toda la casa nos quede perfumada, es añadir apio al agua de cocción o un chorrito de leche…¿alguien lo ha probado y lo puede confirmar?

Img_5495_New_1

 

Aquí os dejo los detalles de la receta. En mi perfil de pinterest podéis encontrar también las fotos del blog para repinearlas por la red, así como muchos otros tableros con pins que yo voy recopilando, esta aplicación es adictiva! De hecho esta receta salió de uno de ellos, concretamente, un pin de este blog, del que yo he hecho una adaptación.

Img_5502_New_1

 

 

Pastelitos de brócoli y parmesano
 
Tiempo prep
Tiempo cocción
Tiempo total
 
Deliciosos pastelitos de brócoli para comer solos o como acompañamiento a otros platos.
Autor:
Ingredientes
  • 1 brócoli entero grandecito (de almenos 1 kg)
  • 1-2 huevos de gallinas felices (según tamaño y cantidad de brócoli)
  • Pan rallado (normal o sin gluten)
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta
  • Ajo en polvo (opcional)
Instrucciones
  1. Poner agua a hervir.
  2. Mientras, limpiar el brócoli y separar los ramilletes cuidadosamente, cortando la última parte del tallo para que al cocinarlo quede más tierno.
  3. Colocar el brócoli en una vaporera cuando el agua ya hierva y dejar, idealmente, durante 5-8 minutos, para mantener el máximo de sus vitaminas. Dejar enfriar y, con las manos, presionarlo contra un colador para eliminar el exceso de agua
  4. Aplastar con un tenedor en un bol, añadir sal, pimienta y ajo en polvo (según gustos). Añadir el huevo batido, el pan rallado, mezclar bien, y, finalmente, añadir el parmesano rallado. La cantidad de pan rallado es a ojo, hasta que veáis que la masa tiene suficiente consistencia como para formar los pasteleros.
  5. Formar bolitas con las manos y luego aplastarlas para que queden con la forma de la foto.
  6. Pasar por pan rallado y freír o congelar en bandejas para otro día.
Notas
Se puede seguir el mismo procedimiento en la versión con coliflor.
Para versión sin gluten, sustituir el pan rallado por otro en versión sin gluten

¿Quieres enterarte cuándo se publica una nueva receta?


Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *