imagen de la receta

Si os pasa como a mi, que veía por ahí un montón de variedades de legumbres, pero no acababa de encontrar ideas sobre cómo cocinarlas, espero que esta receta os resulte inspiradora.

judia mung lavada

En general, no soy gran amante de los potajes o sopas, soy más del formato cremas, pero si se trata de un plato como este, no demasiado caldoso (aunque a cada plato puede añadírsele la cantidad de caldo que uno desee, para mi, como en la foto, es la cantidad justa), donde cada cucharada es una mezcla de sabores y un gran reconstituyente para esta época de frío.

Al combinar legumbres y verduras, es muy completo y suficientemente saciante como plato único.

Verduras para acompañar el potaje

 

Verduras para potaje de judia mungo o soja verde

Os cuento algo sobre la judía mungo, también conocida como soja verde, pero apelo al nombre original de “mung bean”. La de platos que me habré comido de esta legumbre en India, cocinada en diferentes versiones, de esta y de un montón de otras legumbres “primas hermanas”, más difíciles de encontrar aquí, pero que dan una gran variedad a la cocina.

Bueno, que me lío, a lo que iba…la judía mungo es una de las legumbres más usadas para germinar, se pueden comer tanto crudas como cocinadas, frías o calientes, haciéndolas muy versátiles. En Asia, la pasta de judía mungo se usa hasta para hacer postres helados. Además, no necesitan de tanto remojo previo como, por ejemplo, los garbanzos, con 4 horas sueles ser suficiente.

Potaje de judía mungo o soja verde

Potaje de judía mungo o soja verde

A nivel nutricional, tienen un alto contenido en potasio, fibra, magnesio, hierro, fósforo y vitamina B, siendo, por contra, baja en grasa.

Está considerada una de las legumbres más nutritivas y fáciles de digerir, más aún cuando se compran partidas por la mitad (dhal). Con ella se hace uno de los platos que todo lo curan según la medicina ayurvédica, el “Kitchadi”, mezclándola con arroz a partes iguales.

Un consejo para evitar algunas sustancias que contienen las legumbres en la piel, que es lo que hace que a veces resulten indigestas, es lavarlas bien bajo agua fría después de sacarlas del agua de remojo y, si se cocinan solas, cambiar más de una vez el agua de cocción. Y aún mejor si al agua le añadimos un trozo de alga kombu, que hará disminuir su tendencia a producirnos gases.

Las especias son también un buen antídoto para reducir el “efecto flatulencia”, tales como el comino, asafétida, pimienta negra o cayena.

Mi cajita de especies

 

El tiempo de cocción es orientativo, es importante estar pendiente de retirarlas del fuego antes que se abra la piel, ¡si no queremos un puré!

Sopa de judia mungo con verduras, un plato completísimo
 
Tiempo prep
Tiempo cocción
Tiempo total
 
Sopa reconstituyente y sabrosa con judía mungo y verduras
Autor:
Ingredientes
  • - 200 gr de judia mungo
  • - 1 cebolla
  • - 1 zanahoria
  • - 1 patata
  • - 250 gr de espinacas frescas
  • - 3 dientes de ajo
  • - 1 litro y medio de caldo de verduras
  • - 4 cucharas de aceite de oliva
  • - pimienta negra, comino, sal
Instrucciones
  1. Como paso previo, remojar en agua fría la judía mungo durante 4 horas. Lavar bien bajo agua fría transcurrido este tiempo para eliminar las impurezas.
  2. ) Pelar y cortar las verduras y el ajo a pequeños trozos
  3. ) Hervir la soja, por separado, en un caldo de verduras, durante unos 20 minutos a fuego medio (vigilar que no llegue a abrirse la piel)
  4. ) Saltear las verduras con aceite en otra olla unos 2-3 minutos y luego cubrir con caldo de verduras y cocinar durante unos 20 minutos (hasta que la verdura esté tierna). 5 minutos antes de que finalice ese tiempo, añadir la espinaca fresca cortada a trozos (necesita menos tiempo que el resto).
  5. ) Unir la soja hervida a la olla de las verduras, rectificar de sal o especias y a comer calentito.
Notas
Nota: al tiempo de preparación no está sumado el tiempo de remojo de 4 horas.

¿Quieres enterarte cuándo se publica una nueva receta?


Comentarios

  1. José maria garcia says:

    Que buena pinta tiene caramba, yo quiero más recetas de estas ahora que quiero empezar a tomar contacto con la cocina
    Bravo

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *